• Roxana Portocala

Modelo Denver (ESDM) de atención temprana para niños pequeños con autismo

Actualizado: 4 oct 2021



El Early Start Denver Model (ESDM) fue creado por Sally Rogers y Geraldine Dawson en el año 2000 como una extensión del modelo Denver que ya habían desarrollado (1981).

El Early Start Denver Model o Modelo Denver de atención temprana es una estrategia completa de atención temprana para niños pequeños con autismo, de edades comprendidas entre los 12 meses y los 5 años. El ESDM utiliza los conocimientos existentes acerca del desarrollo típico del niño para facilitar una trayectoria de desarrollo similar para los niños con riesgo de presentar autismo.

Se debe tener en cuenta que los primeros años de vida son un período de gran plasticidad y cambios a nivel cerebral. Esto sirve de marco para el desafío de una atención temprana para niños con trastornos del espectro autista, ya que se necesita aprovechar la enorme plasticidad que se presenta en la primera infancia.

El objetivo del ESDM es conseguirlo mediante una intervención temprana y ha demostrado ser efectivo para aumentar las capacidades cognitivas y lingüísticas de los niños, además de la interacción social, la iniciativa y también para disminuir la gravedad de los síntomas de los TEA, mejorar la conducta y las habilidades adaptativas en general.

Uno de los objetivos clave de la intervención es ayudar a que el niño preste atención a la información crucial, como el habla, las caras y las acciones de las personas, e impulsar o hacer más sobresalientes determinados patrones o tipos de información, de forma que pueda encontrar fácilmente sentido a la información que es esencial para un desarrollo típico, social y lingüístico.

El ESDM (Modelo Denver) se caracteriza por ser un modo de intervención intensiva y se estructura en un programa donde se redactan objetivos de aprendizaje para el niño, diseñados de forma que se puedan conseguir dentro de un período de doce semanas. Culminado este plazo, se escriben un conjunto de objetivos de aprendizaje para las siguientes doce semanas. Los objetivos que se desarrollan se enmarcan en las áreas de comunicación receptiva, comunicación expresiva, conductas de atención conjunta, interacción social, habilidades de juego, cognición e imitación.

Otra de las características del ESDM es el grado de implicación que tienen las familias en el programa. La implicación de los padres se considera una buena práctica en la atención temprana para los niños con autismo y se trata de un componente esencial del ESDM (Modelo Denver). Para conseguir resultados óptimos en los niños con autismo es necesario que los padres adquieran habilidades interactivas, de forma que puedan fomentar la interacción a lo largo de las horas de vigilia del niño. La idea fundamental es que se pueda establecer este tipo de entorno interactivo en casa y otros contextos cotidianos. Gran parte del trabajo aplicando el ESDM es asesorar a los padres y cuidadores cercanos en cuanto al desarrollo y al uso continuado de las técnicas de interacción con el niño.



681 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo