5.png-2.png

Psicología

Trabajamos con el niño y su entorno familiar para lograr mejoras en el desarrollo y bienestar emocional de los niños.

La terapia psicológica es un tipo de  intervención terapéutica con el fin de ayudar a potenciar el bienestar emocional y social de la persona. En esta misma se utilizan diferentes técnicas y métodos para ayudar a los niños que presentan alguna dificultad con sus emociones y conducta. 

El proceso terapéutico consta de varias etapas: 

  • Entrevista con padres (de fundamental importancia, de modo de recabar datos e información sobre el desarrollo del menor, en qué momento empezaron a notar algunas de las dificultades que los han traído como padres al motivo de consulta). 

  • Evaluación inicial con el menor. Se recomienda que antes de empezar un proceso terapéutico, el niño pase por una evaluación inicial, de modo que se puedan observar sus aspectos emocionales, conductuales y/o dificultades que pudiesen estar interfiriendo en su desarrollo y bienestar emocional. 

  • Tratamiento: En esta etapa la intervención se enfoca en el niño en función de los objetivos establecidos a trabajar con el menor. También se le da asesoramiento a los papás sobre cómo manejar determinadas situaciones que se pudiesen presentar en el hogar. La duración del tratamiento puede ser variable, ya que está relacionado con  los objetivos de tratamiento y los tiempos del menor.

  • Seguimiento y prevención de recaídas: Una vez que se alcanzaron los objetivos, comienzan a espaciarse las sesiones en el tiempo. Es de gran importancia anticipar a los padres futuras situaciones difíciles que se puedan llegar a presentar, brindándole el apoyo a los adultos para que puedan resolver con estrategias entrenadas hasta el momento por la terapeuta. 



 

Aspectos diferenciales en la Psicoterapia Infantil

La importancia del juego 

Las terapias infantiles se basan y centran su atención en el juego y actividades lúdicas, ya que es el lenguaje de expresión del niño, mediante por el cual canalizan y expresan en los primeros años de edad sus emociones, a través del juego pueden comunicarse, descubrir y explorar el mundo, como así adquirir conocimientos y también representar y canalizar sus miedos, deseos, conflictos y preocupaciones. 

A través del juego se pueden trabajar los distintos aspectos terapéuticos, y aplicar los aspectos básicos de los principales métodos psicológicos. 

Implicación de la familia 

La Psicoterapia principalmente se centra en el niño, pero siempre va acompañada con el acompañamiento a los padres, donde se les informa de los avances del niño y se les da indicación y sugerencias de intervención para la casa, en diferentes circunstancias que pudiesen existir o en el modo de relacionamiento con el menor. 

Objetivos terapéuticos

En la Psicoterapia debemos tener en cuenta las necesidades y dificultades de los niños, pero también las expectativas de los padres en relación a la terapia. Es por ello que en conjunto con los padres, la especialista elaborará los objetivos a trabajar y establecerá un plazo de tiempo determinado en el cual se estima que podrían cumplirse los mismos. Cada periodo de tiempo la terapeuta se reunirá con los padres para ir conversando sobre los avances y el logro de los objetivos propuestos, como así reestructurando posibles objetivos a lograr. 


 

Las dificultades en las que intervenimos:

  • Problemas de conducta. 

  • Problemas emocionales. 

  • Ansiedad infantil.

  • Estrés.

  • Timidez y dificultades de socialización. 

  • Enuresis. 

  • Encopresis. 

  • Dificultades en el manejo de la agresividad e impulsividad.

  • Ansiedad ante la separación de los padres. 

 

Nuestro enfoque es el modelo Cognitivo-Conductual. Trabajamos sobre modificación de conducta. 

13.png

Para solicitar una primera evaluación
haz click aquí